El grupo de investigación ‘ABIDOR’ de la UCAM publica un artículo en la prestigiosa revista ‘Women and Birth’ sobre el mito del ensanchamiento de los pies en mujeres embarazadas.

13 Octubre 2017
 

La existencia de una idea generalizada de que los pies se ensanchan durante el embarazo, ha llevado a los investigadores del Grupo de Investigación de la UCAM ‘Avances en Biomecánica Deportiva y Ortopodología’ (ABIDOR) ha analizar los cambios en la postura del pie durante los tres trimestres del embarazo, y determinar la relación existente entre estos cambios aparentes y el dolor experimentado durante este mismo período.

Durante el estudio realizado a sesenta y dos mujeres durante los tres primeros meses de gestación, estos expertos determinaron una ausencia de variación en el tamaño del pie de las pacientes. Y es que los cambios en el índice de Postura del Pie (FPI) se deben a un cambio a causa del aumento de peso corporal, que suele oscilar entorno a un 20% durante los nueve meses. Estas modificaciones producen en el pie un aumento de su flexibilidad para que el arco longitudinal pueda adaptarse y así poder absorber el peso adicional. El aumento de la laxitud de los ligamentos del pie provoca un aumento gradual de la pronación (pie plano), lo que implica mayores fuerzas mediales y presiones, pudiendo suponer lesiones como el síndrome del estrés tibial medial y el síndrome patelofemoral (Síndrome del dolor).

Sin embargo, Los resultados publicados por la prestigiosa revista científica ‘Women and Birth’ no relacionan estos cambios con el dolor acusado en la información obtenida sobre el dolor en la parte baja de la espalda, las rodillas, los tobillos y los pies de estas embarazadas.