12 Febrero 2019
 

El nuevo proyecto europeo en el que participa el Grado de Educación de la UCAM junto con cinco entidades de Turquía, Grecia y Polonia, tiene como objetivo diseñar un plan de estudios basado en aprendizaje experiencial para niños con altas capacidades.

El consorcio formado por Canakkale Onsekiz Mart Universiti-Comu (Turquía), Universidad Católica San Antonio de Murcia (España), University of Macedonia (Grecia), APEC Egitim Danismanlik Ltd (Turquía), Spoleczna Akademia Nauk (Polonia)  y Nara Egitim Teknolojileri AS (Turquía), propone la inclusión de las herramientas de Realidad Virtual como complemento educativo al plan de estudios tradicional en los niveles de primaria y secundaria, destinado principalmente a desarrollar las habilidades de alumnos superdotados en toda Europa.

Durante 24 meses, los socios del proyecto, enmarcado en el programa Erasmus+, elaborarán una guía docente atendiendo a las necesidades de estos alumnos con altas capacidades en los distintos países colaboradores del proyecto. Además, durante este tiempo también se marcarán las directrices que debe tener en cuenta el equipo de docentes relacionado directamente con este alumnado.

Según las últimas cifras del Ministerio de Educación, en España 27.133 estudiantes no universitarios han sido clasificados como alumnos de altas capacidades durante el curso 2016-2017, lo que supone un aumento del 40% en los últimos tres años. Sin embargo, a pesar de este significativo incremento, los expertos aseguran que este porcentaje está lejos de la estimación que hacen los estudios sobre altas capacidades en nuestro país. La Administración española cifra en niveles de Coeficiente Intelectual en 130 o superior, lo que estima que alrededor de 180.000 estudiantes de estos niveles tendrían que estar matriculados como alumnos de alta capacidad.

En el año 2000, ya el  Ministerio de Educación reconocía que el 70% del alumnado de enseñanza obligatoria tiene bajo rendimiento escolar, y entre un 35% y un 50% está fracasando por no estar debidamente detectados, evaluados, y por consiguiente, atendidos.