El estudio se presentará el próximo mes de diciembre en la UCAM, con motivo del VIII centenario de la celebración del IV Concilio de Letrán, y se publicará en la colección de estudios de la Cátedra Internacional Conjunta Inocencio III

10 Julio 2015
 

El concilio plenario de 1953, celebrado en Argentina, fue un concilio que, como se explica en el texto doctoral, presentó muchas de las novedades que después se confirmarían en el Concilio Vaticano II. Este concilio plenario argentino fue el más importante que, sin embargo, por la inmediatez del Concilio Vaticano II quedó olvidado”, afirma el director de la Cátedra Internacional Conjunta Inocencio III, por parte de la UCAM, Javier Belda, con motivo de la defensa de tesis doctoral del argentino Fernando Hugo Rodríguez, titulada La reforma del clero en el concilio plenario argentino de 1953. Contexto histórico y análisis jurídico.

Dicha tesis, codirigida por Matteo Nacci, Javier Belda y Manuel Arroba, se enmarca dentro de la dirección de tesis conjuntas e investigación que promueve la Cátedra Internacional Conjunta Inocencio III a través de la Università Pontificia Lateranense de Roma y la Universidad Católica de Murcia.

“Nunca antes se ha realizado una edición crítica del concilio y este estudio doctoral refleja un análisis del contexto histórico y jurídico de la reforma del clero y, por eso, ha despertado el interés de su Santidad, el Papa Francisco”, afirma Javier Belda. Ha sido el mismo Santo Padre quien ha recibido en audiencia privada al doctorando con motivo del propio interés que ha suscitado el estudio, dada la relevancia del texto para el episcopado argentino.

El tribunal de la tesis estuvo formado por miembros especializados en Derecho Canónico, Historia del Derecho y Derecho Común, y su defensa pública se realizó en las instalaciones de la propia Università Lateranense y obtuvo la máxima calificación, 90/90.

La presentación de la investigación y la edición crítica del texto conciliar, en castellano y latín, se realizará durante el Congreso Internacional que organizará la Cátedra durante el mes de diciembre, "lo que permitirá poner a disposición de los estudiosos de ambas universidades esta joya de los concilios contemporáneos, fortaleciendo la idea de que, para poder afrontar los retos del futuro, es necesario apoyarse en los hitos del pasado", concluye Belda.