Protección de Resultados

Los resultados de las actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación, que se desarrollan en las Universidades y Centros y Organismos de investigación, deben de protegerse por diversos motivos, entre los que hay que destacar la transferencia de los resultados a sectores socio-económicos. Esta constituye un elemento fundamental para impulsar la innovación tecnológica y el beneficio socio-económico, cumpliendo a su vez con el compromiso mencionado de difusión y divulgación del conocimiento.

Por tanto, la protección de los resultados de I+D+i es fundamental para la explotación de dichos resultados, bien por el propio centro o sus investigadores (por ejemplo mediante la creación de empresas spin-off), bien a través de su transferencia a usuarios externos, otras instituciones y en general a la sociedad. Así, uno de los objetivos de la OTRI es ayudar a los investigadores a proteger de forma adecuada los resultados generados en sus investigaciones y a transferirlos a otras instituciones interesadas en ellos.

El ordenamiento jurídico regula las distintas modalidades de protección en atención a las características específicas de los resultados obtenidos. En este sentido, podemos diferenciar dos tipos de protección de los resultados de investigación:

Derechos de autor:

Se considera autor a la persona natural que crea alguna obra literaria artística o científica. No obstante de la protección que esta ley concede al autor se podrán beneficiar personas jurídicas en los casos expresamente previstos en ella.

En caso de obras en colaboración los derechos de autor se reparten entre todos los autores en la proporción que ellos determinen.

Las obras colectivas nacen de la iniciativa y coordinación de una persona natural que la edita y divulga bajo su nombre pero que está formada por aportaciones de distintos autores cuya contribución personal se funde en una creación única y autónoma para la cual haya sido concebida. En este caso los derechos sobre la obra colectiva corresponden a la persona que la edite y divulgue bajo su nombre.


Creaciones Originales:

Son consideradas como tales las obras literarias, artísticas o científicas. Se consideran obras científicas las tesis doctorales, los artículos de revistas científicas, ponencias comunicación o presentaciones en congresos y/o ferias.

También son objeto de propiedad intelectual las bases de datos que por la selección o disposición de sus contenidos constituyan creaciones intelectuales.

 

FAQs y Guías

Patentes

Una patente es un contrato entre un solicitante y la administración por el cual esta última concede al solicitante un monopolio para la explotación exclusiva de su invención en todo el territorio nacional. Igualmente permite la divulgación de la invención mediante un documento público (patente) lo que estimula el desarrollo tecnológico de la sociedad.

Las patentes tienen una duración de 20 años (25 para productos farmacéuticos y fitosanitarios) improrrogables. Su coste ronda los 1000 € para la patente nacional y 40.000 € para la patente europea en ocho estados, dividido cada uno de ellos, en distintas tasas que se van abonando durante las distintas fases del proceso de patente que dura en torno a dos años hasta completar la cifra final. A esta cantidad hay que sumar las tasas anuales de renovación de la patente que se van incrementando año tras año.

Una invención es patentable si cumple tres requisitos:

 1. Novedad: No está comprendida dentro del estado de la técnica. Por estado de la técnica se entiende toda información accesible al público en España o en el extranjero cuando se presenta una solicitud de patente (por ello es muy importante no publicar nada referente a la invención antes de patentarla pues invalidaría la misma).

 2. Actividad Inventiva: No debe resultar de la aplicación práctica de los conocimientos que se le suponen a cualquier técnico en la materia, o lo que es lo mismo, no debe ser resultado del estado de la  técnica actual de manera evidente para un experto en la materia.

 3. Aplicación industrial: El objeto de la invención tiene que poder ser fabricado o utilizado en cualquier rama de la industria y el comercio.

NO es patentable:

* Invenciones que carecen de carácter técnico:
* Descubrimientos.
* Obras artísticas.
* Reglas de juego.
* Programas de Ordenador.
* Formas de presentar la información.

No son susceptibles de aplicación industrial:

* Métodos de tratamiento quirúrgico o diagnóstico aplicados al cuerpo.

Tampoco son patentables:

* Invenciones contrarias a las buenas costumbres, dignidad de las personas o a las buenas costumbres.
* Razas animales o vegetales.

Para patentar una invención es necesario seguir un procedimiento para la concesión de la misma:

1. Admisión a trámite.
2. Examen formal y ético.
3. Continuación del procedimiento.
4. Solicitud IET (Informe de Estado de la Técnica).
5. Elaboración IET.
6. Publicación IET y solicitud.
7. Observaciones de terceros.
8. Concesión de la patente.

Tras la publicación del IET pueden recibirse peticiones de terceros para realizar un examen previo que evalúe la patentabilidad de la invención. En este caso el proceso es el siguiente a partir de la publicación del Estado de la Técnica:

1. Petición de examen previo.
2. Oposiciones.
3. Examen a fondo de la solicitud, de las posibles nuevas reivindicaciones  y de las oposiciones.
4. Contestación del solicitante al examen/oposiciones.
5. Denegación total o parcial.

Se puede optar a varios tipos de solicitud de patente en función de los países en los que se quiera dar registro a la invención. Básicamente hay cuatro ámbitos de actuación para las patentes:

Vía Nacional: Se entrega una sola solicitud, existe solo un procedimiento de concesión. Protección en España. Gestionado por Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM)

Vía Europea: Esta vía permite la patente en 30 países europeos. Es necesaria una única solicitud y un único proceso de concesión. Protege en cada país que se seleccione. Esta vía está gestionada por la OEMP y la Oficina Europea de Patentes (EPO/OEB/EPA)

Vía PCT (Solicitud internacional): Tiene cobertura en 123 países, solo es necesario una solicitud, pero se procesa en cada país independientemente, es decir, tendremos tantos procesos de concesión como países solicitemos. Protección independiente en cada país. Es gestionado por la OEPM y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Vía Internacional con prioridad: Este modelo basicamente consiste en solicitar las Patentes a cada país independientemente, para ello es necesario presentar una solicitud en cada país en el que se quiera patentar lo que resultará en otros tantos procesos de concesión y la consiguiente protección cada país. Estos procesos son gestionados por la agencia de cada país. Por esta vía se puede patentar en 186 países.

La estructura de la solicitud de patente tiene un único modelo, aceptado internacionalmente.

Los modelos de utilidad

Un modelo de utilidad es una invención que da a un objeto una configuración o estructura con una ventaja práctica para su uso o fabricación. Son susceptibles de ser patentados como modelos de utilidad  utensilios, instrumentos, aparatos o dispositivos.

La duración de la patente es de 10 años improrrogables y se resuelve según oposiciones de terceros y posterior resolución de la OEPM. Su periodo de tramitación es de 1 año y sus coste de 150€ más las tasas  anuales.

Para más información consultar en la Oficina Española de Patentes y Marcas