Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i)

Las Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) son hoy en día uno de los principales agentes en la difusión y divulgación de la ciencia y la innovación en España, y constituyen un servicio clave para mejorar e incrementar la formación, la cultura y los conocimientos científicos de los ciudadanos.

Las UCC+i han adquirido un papel fundamental en la transmisión social del conocimiento generado en los centros de investigación, universidades y otras instituciones. Asimismo, desempeñan una labor de gran importancia para el fomento de la cultura científica y de la innovación, tanto en la sociedad civil como en el tejido productivo; en este último aspecto contribuyen a impulsar la transferencia de conocimiento y a generar un nuevo modelo productivo más competitivo.

España es hoy el noveno productor de ciencia del mundo, cuenta con una treintena de Instalaciones Científicas Singulares donde se realiza investigación de vanguardia y es pionera en investigación en áreas como la biomedicina y las energías renovables. Y, sin embargo, el 35,5 % de los españoles asegura que está poco o nada interesado por la ciencia, aduciendo como principales motivos que “no despierta su interés” y que “no la entiende”, según se desprende de la quinta encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología 2010, que realiza bienalmente la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

El trabajo de las UCC+i pretende revertir esta realidad, conectando a dos de los principales agentes que trabajan para que la ciencia llegue al gran público y se entienda: los periodistas y los investigadores. Así, las UCC+i son un intermediario entre los investigadores y los periodistas; colaboran con los medios de comunicación en la elaboración de contenidos que resulten interesantes y comprensibles para la sociedad , sin que se desvirtúe el mensaje que hay detrás de ella; y están al servicio de los investigadores para asesorarles sobre cómo comunicar sus proyectos y resultados, cómo atender a los periodistas; les ofrecen pautas acerca de la dinámica de los medios, sus tiempos de trabajo, necesidades, etc. Del mismo modo, estas Unidades gestionan también la participación de los investigadores en el análisis de temas de actualidad científica, contribuyendo a generar una opinión crítica en la sociedad.

Las UCC+i, junto con otros actores, están propiciando no ya solo que la sociedad se interese por la ciencia –principal objetivo de su trabajo diario– sino que los propios investigadores se acerquen a la sociedad, mejorando sus habilidades y capacidades para difundir al gran público el trabajo diario que llevan a cabo desde sus laboratorios, y que éstos tomen conciencia también del papel que desempeñan para reforzar la cultura científica de la sociedad.

Así, las UCC+i están consiguiendo dar mayor visibilidad a los resultados del trabajo de nuestro tejido investigador, al participar en la difusión hacia la ciudadanía de los resultados que sus profesores e investigadores obtienen en sus proyectos.

Con su trabajo, las UCC+i han contribuido a que internamente, en alguna medida, los equipos de gobierno de estas instituciones tomen más conciencia si cabe de la importancia de acercar la ciencia a la sociedad –a través de los diferentes modelos de actuación planteados– y, sobre todo, ejerciten su capacidad de difundir su propia I+D+I a la sociedad, como seña de identidad de la institución. Las UCC+i son un servicio estratégico en muchas de nuestras instituciones, y aspiran a serlo en más.

Por otro lado, el trabajo desarrollado desde las UCC+i ha permitido poner en contacto a entidades que hasta el momento no habían colaborado entre sí, reforzando la proyección a nivel local, autonómico, nacional e internacional de la ciencia española.

En el ámbito de la comunicación científica, el trabajo de las UCC+i contribuye a asegurar el rigor de la información en los medios, un requisito fundamental para garantizar que la ciencia forme e informe correctamente a la sociedad.

Pero, además, las UCC+i son también un agente fundamental en la organización de actividades de divulgación científica. Desde su puesta en marcha, estas Unidades han organizado una gran cantidad de exposiciones, ferias, visitas guiadas, jornadas de puertas abiertas, etc. Con este tipo de actividades, las UCC+i están contribuyendo a acercar la ciencia a la población en general. Se trata de actividades entretenidas, amenas y, muchas veces, innovadoras, pero sobre todo, con un gran rigor científico. Rasgo este último que distingue a todas las actividades promovidas por las UCC+i.

La colaboración directa de diversas Unidades en actividades de divulgación científica permite multiplicar exponencialmente el impacto de las acciones. La suma de iniciativas, ideas y competencias confluyen en una sinergia cuyo resultado final es, nuevamente, una mayor y mejor cultura científica de nuestra sociedad.

La Red de Unidades de Cultura Científica y de la Innovación (Red UCC+i) dio sus primeros pasos con motivo de la publicación de la Convocatoria de Ayudas para la realización de actividades de difusión y divulgación científica y tecnológica Año de la Ciencia 2007 que promovió la creación y el fortalecimiento de este tipo de Unidades en universidades y centros de investigación.

Como resultado de dicha convocatoria, que invirtió más de 1,7 millones de euros en 2007, se crearon 53 unidades distribuidas por todo el territorio nacional. Estas unidades contribuirían al establecimiento de estructuras que permitieran una adecuada transmisión de los desarrollos científicos y tecnológicos a la sociedad.

El objetivo era crear oficinas o unidades de difusión de cultura científica en los centros de investigación que carecieran de este tipo de servicio, pero también fortalecer y orientar adecuadamente a las oficinas que ya desarrollaban una actividad similar. Por otro lado, la Red de UCC+i tiene por objetivo fomentar el intercambio experiencias y la búsqueda de sinergias entre entidades lo que mejora la calidad de los productos y servicios de las UCC+i y promueve la optimización de recursos.

Tal y como se expondrá posteriormente en este Libro Blanco, son diferentes las actividades que desarrollan las UCC+i que existen actualmente en España. Así, podemos encontrar algunas más centradas en la organización de actividades de divulgación (ferias científicas, exposiciones, talleres, concursos, etc.), u otras que focalizan mayormente su actividad hacia la comunicación científica y las relaciones con los medios de comunicación. Igualmente, otras Unidades desarrollan acciones formativas dirigidas a la comunidad investigadora y educativa (elaboración de Unidades didácticas, talleres pedagógicos, cursos de formación para profesorado, etc.).

Esta gran heterogeneidad de enfoques y amplio espectro de destinatarios ha supuesto un elemento clave y muy positivo para el objetivo final y global de las UCC+i: aumentar la cultura científica de la población.

Todas las UCC+i, con independencia de su enfoque, trabajan por y para que la sociedad se sienta cada vez más atraída por la ciencia, estimulando su curiosidad por este ámbito de la cultura; y contribuyen a sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia y beneficios de los avances desarrollados desde el ámbito de la I+D+I.

Y este trabajo conjunto se materializa hoy en la Red de UCC+i. La consolidación y mejora continua de esta Red permitirá aumentar más si cabe el impacto de sus acciones –de todo tipo, ya sea de comunicación, ya de divulgación o de formación–. Si bien cuentan ya con experiencias de trabajo colaborativo como las anteriormente citadas; su objetivo es ir más allá, potenciar estas sinergias, todo con el objetivo general de que la sociedad vea y entienda la ciencia como algo cada vez más cercano. Y la Red de UCC+i resulta fundamental para la consecución de este objetivo.

Cada uno de estos rasgos –objetivos al mismo tiempo del trabajo diario de las UCC+i– tiene un denominador común: la ciencia es cultura, tal y como reconoce la misma Real Academia de la Lengua al incluir como acepción de la palabra cultura la siguiente: Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc. Una noticia sobre el último hallazgo contra el cáncer de mama en un informativo de televisión, una sesión de teatro científico, una exposición sobre nanotecnología, un cómic que nos ayuda a entender el origen del universo… Todo ello es ciencia; todo ello es cultura.