Pasar al contenido principal
Investigación

El proyecto SMARTLAGOON analiza las medidas planteadas en la ley de protección del Mar Menor

La UCAM publica un estudio sobre la efectividad de algunas de las medidas legislativas actuales para la protección de la laguna salada. En caso de cumplirse, se podría reducir la llegada de nutrientes al Mar Menor procedentes de la agricultura hasta en un 70%.

Edificios de la Manga del Mar Menor
En caso de una combinación eficaz de las medidas, la entrada de nutrientes al Mar Menor podría verse reducida hasta en un 70%.

Lun, 12/12/2022 - 16:25

La Universidad Católica de Murcia a través del equipo de investigación del proyecto europeo H2020 SMARTLAGOON, financiado por la Comisión Europea, testea algunas de las diversas medidas planteadas en la ley actual del Mar Menor para evaluar su efectividad. A partir de información geoespacial, datos climáticos y las prácticas agrícolas desarrolladas en la cuenca, obtenidas de documentos oficiales de la Región de Murcia, se implementó el modelo hidrológico de base física SWAT para la cuenca vertiente al Mar Menor. Este estudio, publicado en la revista “Science of the Total Environment”, ha llegado a la conclusión de que las medidas propuestas por la ley actual del Mar Menor resultan positivas para la mejora del estado de  la laguna salada.

En caso de una combinación eficaz de las medidas, la entrada de nutrientes al Mar Menor podría verse reducida hasta en un 70%.

Una vez conocidas estas estimaciones, los investigadores del proyecto aconsejan priorizar las medidas que presentan una mejor coste-eficacia, consiguiendo de este modo un equilibrio entre la sostenibilidad ambiental y el desarrollo económico. Además, enfatizan en la importancia de aplicar conjuntamente las medidas propuestas para poder tener un efecto bloque multiplicador más beneficioso para la laguna. 

Las medidas simuladas desde la plataforma se han centrado en instalar franjas filtrantes vegetales (instalar barreras vegetales alrededor de las tierras agrícolas); desarrollar agricultura en contorno (plantar los cultivos siguiendo las curvas de  nivel); eliminar la agricultura ilegal; cambiar la rotación de cultivos pasando a un calendario anual de dos plantaciones en lugar de tres; restaurar la vegetación de los cursos de agua; reducir la cantidad de fertilizantes que se utilizan; y recoger las aguas pluviales en invernaderos.

El proyecto SMARTLAGOON, liderado por la UCAM, utilizará conjuntamente el modelo hidrológico SWAT utilizado en esta investigación con QWET, herramienta destinada a la simulación de ecosistemas acuáticos. La suma de estos dos modelos será la base para crear el gemelo digital del Mar Menor. Esta plataforma, que se pondrá a disposición pública en cuanto finalice el proyecto, ayudará a una mejor gobernanza y gestión de la laguna salada.

Etiquetas